‘Rehabilitación’ con Ejercicio Físico tras superar el cáncer

0

        El cáncer pertenece a un grupo de enfermedades caracterizadas por el crecimiento incontrolado de células anormales que son capaces de invadir otros tejidos y diseminarse a otras partes del cuerpo.

Figura 1: Fuente Google

       Como ya sabemos, el crecimiento de la población va en aumento, y junto a ella, una población cada vez más envejecida, que sumado a factores ambientales propios del entorno, la detección de muchos tipos de cáncer se ha visto incrementada en las últimas décadas. La mejora de los tratamientos para tratar la enfermedad, ha hecho que el número de sobrevivientes aumente (3,14). Muchos de los sobrevivientes de cáncer experimentan efectos secundarios y otras enfermedades, un ejemplo de ellas son las enfermedades cardiovasculares y  la diabetes (5).

        Hasta ahora, lo que la ciencia nos dice, es que el Ejercicio Físico mejora la Condición Física: varias  revisiones sistemáticas concluyeron que la actividad física mejora la fuerza, la composición corporal, la fatiga, la ansiedad, la depresión, la autoestima, la función física, la salud ósea, la calidad de vida (10,16,19,20) y el riesgo de recurrencia del cáncer reducido y la mortalidad entre los sobrevivientes de cáncer de mama, colon, próstata y cáncer de ovario (2,19). Las intervenciones dietéticas apuntan a una mejor función física (9,21) y de pérdida de peso (18), los niveles más bajos de depresión (21), y una reducción de nuevos eventos de cáncer (18). La dieta y el Ejercicio Físico  también juegan un papel en el equilibrio energético y el control de peso, un predictor independiente de riesgo de cáncer, y el riesgo de recurrencia y mortalidad (11), y contribuyen al desarrollo de otras enfermedades crónicas, como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares, como se ha comentado anteriormente (17,1).

       Por estas razones, las guías recomiendan Ejercicio Físico (tanto aeróbico como de fuerza), dieta saludable, y el control de peso adecuado para mejorar la salud y el bienestar (20,19,11,22,12,4,24) de los sobrevivientes de cáncer a través de todas las fases del proceso continuo del mismo (6).

Figura 2: Fuente Google

     Y es que sobrevivir al cáncer, a menudo requiere tratamiento con terapia multimodal (varios métodos) que puede durar muchos meses o incluso años. Los principales tratamientos para el cáncer incluyen cirugía, radioterapia, quimioterapia, terapia hormonal o endocrino, biológica o inmunoterapia, terapias dirigidas y trasplante de células madre. Estos tratamientos mejoran drásticamente las tasas de supervivencia; Sin embargo, también producen numerosos efectos secundarios agudos, crónicos, y de apariencia final que atentan contra la salud y la calidad de vida de los sobrevivientes de cáncer (7). El Colegio Americano de Medicina Deportiva ACSM (23) y la Sociedad Americana del Cáncer (19) han recomendado la Actividad Física (AF) como estrategia de intervención para ayudar a los sobrevivientes de cáncer a controlar los síntomas, mejorar la calidad de vida, y posiblemente incluso prolongar la supervivencia (7).

       Cada vez hay más  estudios que demuestran que los altos niveles de Actividad Física después de un diagnóstico de cáncer se asocian con una reducción de la mortalidad global y la mortalidad específica por ello (7). Puesto que el número de sobrevivientes en todo el mundo seguirá aumentando, muchos de estos sobrevivientes experimentarán efectos secundarios, debido a los síntomas de su cáncer (muchos tipos) y sus tratamientos, aunque pueden ser mejoradas con Ejercicio Físico.

Conclusiones

        El cáncer es una enfermedad devastadora que hasta su nombre llega a causar rechazo en algunas ocasiones. No debemos de olvidarnos de los grandes adelantos en medicina que existen hoy en día, y cómo no, soñar con un futuro sin enfermedades tan dañinas como es el cáncer, que por desgracia, en un porcentaje todavía muy alto, llega a terminar con la vida de muchas personas. Pero por suerte, cada vez hay más supervivientes de esta dura enfermedad, aunque en la mayoría de las veces, no gozan de una buena salud.

      Los efectos secundarios derivados del diagnóstico y de los tratamientos oncológicos, tanto físicos como psicológicos, pueden causar que en las personas que han superado la enfermedad se desarrolle cualquier tipo de problema de salud, como consecuencia del proceso tan duro que se lleva a cabo en la mayoría de las veces para la superación de la misma.

       Por ello, una vez se ha superado este duro proceso, teniendo en cuenta lo que nos dice la ciencia, y siempre que el médico lo autorice, sería necesario ponerse en manos de un profesional del deporte especializado, ya que este es el único capaz de adaptar un programa de Ejercicio Físico a cada persona en función de sus necesidades. Un buen entrenador personal puede hacer que mejore la salud y con ello la calidad de vida de estas personas con un programa de entrenamiento individualizado, destinado a reforzar todos los deterioros que pueden estar relacionados con las limitaciones del cliente o simplemente mejorar sus capacidades funcionales hasta reforzar las zonas más susceptibles y, a partir de ahí, caminar hacia una mejor calidad de vida y un futuro mejor.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Artiniano NT, Fletcher GF, Mozaffarian D, Kris-Etherton P, Van Horn L, Lichtenstein AH, et al. Las intervenciones para promover la actividad física y cambios de hábitos dietéticos para la reducción de los factores de riesgo cardiovascular en adultos: una declaración científica de la American Heart Association. Circulación. 2010; 122: 406-41.
  2. Ballard-Barbash R, Friedenreich CM, Courneya KS, Siddiqi SM, McTiernan A, Alfano CM. La actividad física, biomarcadores, y de las enfermedades de los sobrevivientes de cáncer: una revisión sistemática. J Natl Cancer Inst. 2012; 104: 1-26.
  3. Campo RA, Rowland JH, Irwin ML, Nathan PC, Gritz ER, Kinney AY. La prevención  del cáncer después del cáncer: cambiar el paradigma, un informe de la Sociedad Americana de Oncología Preventiva. El cáncer Epidemiol Biomarkers Prev. 2011; 20: 2317-24.
  4. Cáncer de Australia Consejo. Declaración de posición sobre los beneficios de la dieta saludable y la actividad física para los supervivientes del cáncer. 2013 Disponible Consultado el 11 de Ago de 2013.
  5. Carmack CL, Basen-Engquist K, Gritz ER. Los supervivientes con mayor riesgo de resultados adversos tarde debido a los factores de riesgo psicosociales y de comportamiento. El cáncer Epidemiol Biomarkers Prev.2011; 20: 2068-77.
  6. Courneya KS, Friedenreich CM. La actividad física y el control del cáncer. Semin Oncol Nurs. 2007; 23: 242-52. Courneya, K. S., Rogers, L. Q., Campbell, K. L., Vallance, J. K., & Friedenreich, C. M. (2015). Top 10 research questions related to physical activity and cancer survivorship.Research quarterly for exercise and sport,86(2), 107-116.
  7. Cramp F, Daniel J. Ejercicio para el tratamiento de la fatiga relacionada con el cáncer en adultos (revisión). Cochrane Database of Systematic Reviews. 2008; CD006145.
  8. Demark-Wahnefried W, Clipp CE, MC Morey, Pieper C, Sloane R, Snyder DC, et al. Estilo de vida estudio el desarrollo de intervenciones para mejorar la función física en adultos mayores con cáncer: los resultados de Proyecto LEAD. J Clin Oncol. 2006; 24: 3465-73.
  9. Ferrer RA, Huedo Medina-TB, Johnson BT, Ryan S, Pescatello LS. Las intervenciones de ejercicios para los sobrevivientes de cáncer: un meta-análisis de los resultados de calidad de vida. Ann Med Behav. 2011; 41: 32-47.
  10. Fondo Mundial de Investigación del Cáncer / Instituto Americano para la Investigación del Cáncer. Alimentos, nutrición, actividad física y la prevención del cáncer: una perspectiva global. Washington: AICR; 2007.
  11. Hayes SC, Spence RR, Galvão DA, Newton RU. Asociación Australiana para el ejercicio y la posición de las ciencias del deporte se destacan: la optimización de los resultados del cáncer a través del ejercicio. J Med Sci Sport. 2009; 12: 428-34.
  12. Hussain A, B Claussen, Ramachandran A, Williams R. Prevención de la diabetes tipo 2: una revisión. Diabetes Res Clin Pract. 2007; 76: 317-26.
  13. Jemal A, Bray F, Centro de MM, Ferlay J, Sala E, estadísticas de cáncer Forman D. globales. CA Cáncer J Clin. 2011; 61: 69-90.
  14. McNeely ML, Campbell KL, Rowe BH, Klassen TP, Mackey JR, Courneya KS. Los efectos del ejercicio en pacientes con cáncer de mama y sobrevivientes: una revisión sistemática y meta-análisis. Can Med Assoc J. 2006; 175:. 34-41
  15. Mota del RR, Courneya KS, Masse LC, Duval S, Schmitz KH. Una actualización de los ensayos de actividad física controlada en sobrevivientes de cáncer: una revisión sistemática y meta-análisis. J Cancer Surviv. 2010; 4: 87-100.
  16. Psaltopoulou T, Ilias I, Alevizaki M. El papel de la dieta y estilo de vida en la prevención de la diabetes primaria, secundaria y terciaria: una revisión de los meta-análisis. Rev Diabet Stud. 2010; 7: 26-35.
  17. R. Chlebowski cambio de estilo de vida incluyendo la reducción de grasa en la dieta y el resultado del cáncer de mama. J Nutr. 2007; 137:. 233S-5S
  18. Roca CL, Doyle C, Dinamarca-Wahnefried W, J Meyerhardt, Courneya KS, Schwartz AL, et al. Pautas de nutrición y actividad física para los supervivientes del cáncer. CA Cáncer J Clin. 2012; 62: 242-74.
  19. Schmitz KH, Courneya KS, Matthews C, Dinamarca-Wahnefried W, Galvao DA, Pinto BM, et al. Colegio Americano de Medicina Deportiva mesa redonda sobre pautas de ejercicio para los sobrevivientes de cáncer. Med Sci Sport Ejerc. 2010; 42: 1409-26.
  20. Scheier MF, Helgeson VS, Schulz R, S Colvin, Berga S, Puentes MW, et al. Las intervenciones para mejorar el funcionamiento físico y psicológico en las mujeres más jóvenes que están terminando el tratamiento adyuvante hormonal para el cáncer de mama en estadio temprano. J Clin Oncol. 2005; 23: 4298-311.
  21. Robien K, Dinamarca-Wahnefried W, Roca CL. Directrices nutricionales basadas en la evidencia para los sobrevivientes de cáncer: directrices actuales, las lagunas de conocimiento y futuras líneas de investigación. J Am Diet Assoc. 2011; 111: 368-75.
  22. Schmitz, K. H., Courneya, K. S., Matthews, C., Demark-Wahnefried, W., Galvao, D. A., Pinto, B. M., … American College of Sports Medicine (2010). American College of Sports Medicine roundtable on exercise guidelines for cancer survivors. Medicine & Science in Sports & Exercise, 42, 1409– 1426.
  23. Un Campbell, Stevinson C, H. Crank las bases de los estados de expertos sobre el ejercicio y la supervivencia del cáncer. J Sports Sci. 2012; 30: 949-52.

Dejar respuesta