¿Qué es la Cineantropometría y para qué sirve?

0

La Cineantropometría es el estudio de la forma, composición y proporción del cuerpo humano con medidas (W. Ross, 1976). Es una ciencia que se remonta a la Grecia antigua, cuyo significado es: ‘Kines’ – Movimiento; ‘Antropo’ – Hombre; y ‘Metrya’ – Medida (1).

En su desarrollo, se han generado confusiones al no existir una serie de normas antropométricas respecto a la identificación de los sitios y las técnicas de medición. Esto ha provocado una dificultad para comparar mediciones a través del tiempo y del espacio. Este hecho fue así hasta el momento en el que la ISAK (International Society fot the Advancement of Kinanthropometry) estandarizó las medidas creando una serie de normas antropométricas con sus respectivos protocolos para, de este modo, poder hacer comparaciones útiles y fiables (1).

El objetivo de realizar antropometrías es conseguir una serie de mediciones que proporcionen una descripción del cuerpo del sujeto y de este modo tener indicadores del estado de salud general de las personas, tener seguimiento de atletas, control del crecimiento, desarrollo, envejecimiento y rendimiento motor,… con los cambios en el tamaño, forma y composición corporal (1).

Los datos que se toman son la talla, el peso, ocho pliegues cutáneos (tríceps, subescapular, bíceps, cresta ilíaca, supraespinal, abdominal, muslo anterior y pierna medial), cinco perímetros (brazo relajado, brazo flexionado y contraído, cintura, glúteo-caderas y pierna), y dos diámetros (biepicondíleo del húmero y biepicondíleo del fémur), suponiendo que se haga el denominado ‘perfil restringido’ de la ISAK, aunque hay otra modalidad que es el ‘perfil completo’ con un total de 42 puntos anatómicos (1).

pliegues
Figura 1. Pliegue cutáneo. Fuente: (2).

Para ello, hace falta un material específico necesario y otro recomendable, como una báscula, tallímetro o estadiómetro, plicómetro, cinta antropométrica, paquímetro, segmómetro, cajón antropométrico, lápiz demográfico y la hoja de registro (1).

Los resultados que se obtienen son el somatotipo, el fraccionamiento de las masas corporales en componentes de masa ósea, muscular, adiposa y residual, proporcionalidad, predicción de la densidad corporal y porcentaje de grasa corporal, ratio cintura/cadera, sumatorios de pliegues cutáneos y perímetros (1).

Existen otros métodos para el estudio de la composición corporal: directos, indirectos y doble-indirectos, pero si se analiza coste económico, duración, fiabilidad, seguridad, accesibilidad al material, etc., el mejor es la antropometría (2):

  • Directos: una disección.
  • Indirectos: pueden ser físico-químicos (pletismografía, absorción de gases, dilución isotópica, espectrometría de rayos gamma y fotónica, activación neutrones, excreción creatinina), imagen (ecografía, radiología, ultrasonidos, TAC, RMN), o densimetría (pesada hidrostática, volumen de agua desplazada, Dual-Energy X-Ray Absorptiometry o DESA).
  • Doble indirectos: como la conductividad eléctrica, la bioimpedancia eléctrica, la reactancia de luz infrarroja y la Antropometría.

En la próxima entrada se hablará de la importancia de la antropometría para determinar el somatotipo de una persona y así cuantificar la forma y composición del cuerpo humano consiguiendo un resumen cuantitativo de su físico, siendo muy útil para determinados aspectos.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Marfell-Jones, M. J., Stewart, A. D., Olds, T.; & de Ridder, J. H. (2011). Protocolo Internacional para la Valoración Antropométrica (2011). Traducido por Francisco Esparza-Ros.
  2. Material didáctico del curso ISAK I impartido en Granada en febrero del 2016 por Francisco Esparza Ros y Raquel Vaquero Cristóbal.

Dejar respuesta