¿Es importante la preparación física del socorrista acuático?

2

    Una de las profesiones más estivales por excelencia muestra una serie de características peculiares que se suelen englobar en tres meses que discurren desde junio hasta septiembre.

       Es cuanto menos, polémica ante la diversidad de tipologías de socorristas que se pueden encontrar a lo largo de las diferentes piscinas, parques acuáticos, playas, lagos, pantanos, ríos, etc.

        Cabe destacar que esta profesión es a veces tomada a broma, desde aquí se lanza esta pregunta: ¿es una broma el ser responsable de un número de vidas (muchas veces negligentes) con un medio acuático de por medio?

     La respuesta es obvia, si en algún caso no se entiende, es muy grande la responsabilidad que tienen en muchos casos los “chavales/chavalas” que se encargan de llevar a cabo esta labor.

Datos de muertes por ahogamientos en España

      De acuerdo con los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en el año 2013 fallecieron en España 471 personas por ahogamiento, la mayoría de ellas hombres (385). La principal causa fue el ahogamiento por sumersión accidental, 422 casos, es decir, 16 casos menos que el año anterior.

        En cuanto al lugar donde ocurrió el accidente, 37 personas fallecieron en una piscina (14 de ellos menores de 10 años) y 140 en aguas naturales, de los que 51 eran mayores de 65 años. Estos datos demuestran que las personas mayores se ahogan principalmente en aguas naturales frente a los de niños, que son mayoritariamente en piscinas. De los 245 casos restantes, no se ha registrado donde ocurrió el accidente.

Imagen 1
Fuente: Google

       Además de las personas fallecidas, otras 576 se encontraron en situación riesgo de sufrir un ahogamiento, pero pudieron ser rescatadas con vida y fueron hospitalizadas por lesiones derivadas de esta situación o por los denominados “cuasi ahogamientos”. De ellas, 205 fueron menores de 19 años y, de estos, 160 fueron niños menores de 10 años.

¿Debe de estar un socorrista físicamente preparado?

Figura 2
Fuente: Cruz Roja Americana, 2000

         Según estos datos, el tiempo de actuación máximo para un primer interviniente ante una víctima con ausencia de oxígeno, debe de actuar antes de los 10´. En este tiempo es posible que corra, luche contra corriente, arrastre a una persona y al final tenga que prestar unos primeros auxilios de la forma más eficaz posible.

Figura 4
Fuente: Cruz Roja Canadiense, 2000
Figura 3
Fuente: Google

        Estos otros datos muestran que a partir de los 4´ las probabilidades de supervivencia se reducen a la mitad en casos de inmersión, a partir del 5´ empiezan a disminuir de forma exponencial, se reduce a casi el mínimo las posibilidades de supervivencia.

         Estos dos estudios (Cruz Roja Americana y Canadiense) argumentan a favor de que el socorrista acuático deba mantenerse en unas condiciones óptimas para desempeñar una de las funciones de su trabajo como es el auxilio.

¿Por qué debe estar preparado?

  • Seguridad propia

    Figura 5
    Fuente: Google
  • Seguridad del usuario.
  • Responsabilidad.
  • Imagen.
  • Ética.
  • Código deontológico.
  • Profesionalidad.

Conclusiones

       El socorrista como cualquier otro desempeño laboral requiere una preparación teórica y psicológica que debe estar acompañado con una base física para que las actuaciones sean lo mayor satisfactorias posibles.

       Al estar en juego la vida de muchas personas, cobra mucha más relevancia el que no se nos pueda escapar ningún detalle que pueda ser determinante ante cualquier tipo de actuación. Debido a esto, es de vital importancia una preparación física previa a la llegada de la temporada (en caso de que solo se trabaje en verano) durante el periodo estival en sí, al estar gran parte del tiempo con unos horarios complicados, hacer todo lo posible para mantener todo lo ganado en una hipotética pretemporada.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Cruz Roja Española. (2011). Socorrismo y primeros auxilios. Madrid: Cruz Roja Española.
  2. Fojón, S., Herranz, J. & Montoro, G. (2014). Accidentes y enfermedades en el medio acuático. Madrid: Panamericana.
  3. Palacios, J. (2008): Socorrismo acuático profesional: Formación para la prevención y la intervención ante accidentes en el medio acuático, A Coruña: Sadega.

2 Comentarios

  1. Estoy en los últimos meses para recibirme de socorrista (guardavidas) Aquí en Argentina. Me parece muy interesante la publicación al igual que la del socorrista multideportista.
    Quisiera saber si tienen más info y post relacionados. Saludos

    • Hola Pablo,
      Desde este foro estamos indagando en la temática, siguiendo la línea siempre con el salvamento y socorrismo. Pronto se publicarán más artículos relacionados.
      Muchas gracias por escribir.
      Atentamente. Pablo Jimena – Ciencia del Entrenamiento

Dejar respuesta