El socorrista, ¿es un ‘multideportista’?

0

Esta función, típica por excelencia en periodos veraniegos, genera en muchos casos una gran controversia sobre la diversidad de los tipos o perfiles de socorristas que se pueden encontrar en los diferentes medios acuáticos, cuanto menos es de lo más variopinto.

En ocasiones no queda claro el perfil deportivo del socorrista, en la calle se piensa que son excelentes nadadores con un conocimiento de la materia bastante alto, en cambio, no es una regla esto, según el tipo de lugar de trabajo en situaciones determinadas no es necesario dominar excesivamente la natación, en otros como puede ser el mar, se entiende que esto debe ser una habilidad totalmente dominada.

Análisis del prototipo de rescate

Partiendo de un rescate completo como puede ser en el mar, las actuaciones que desarrollará el interviniente en la actuación son las siguientes:

  1. Carrera.
  2. Nado.
  3. ‘Posible forcejeo’.
  4. Remolque.
  5. Primeros auxilios.

Tiene los suficientes paralelismos o similitudes con algunos deportes o modalidades deportivas:

  • La carrera se encuentra en muchos, en cambio se ve en el atletismo o el triatlón con un alto grado de protagonismo, el cual se va a ver en un alto porcentaje de posibles rescates en cualquier ámbito de actuación.
Carrera
Figura 1: Carrera. Fuente: Google.
  • El nado por excelencia, es palpable en la natación, triatlón nuevamente y por último en el waterpolo. También sobre todo en medios naturales, adquiere gran relevancia de su uso en una posible intervención.
Nado
Figura 2: Nado. Fuente: Google.
  • El “posible forcejeo”, puede llegar a tener bastantes interpretaciones, como puede ser un deporte de lucha, en este caso por ejemplo, uno olímpico, el judo o una simple disputa por la posición en waterpolo. En este asunto, el porcentaje de que haya un forcejeo en las actuaciones disminuyen considerablemente, aunque se dan, no en tal grado como la carrera o el nado. Sin embargo, hay que estar predispuesto ante uno, ya que el riesgo de cara tanto al rescatador como el rescatado se dispara, por lo que no se puede subestimar bajo ningún concepto.
Forcejeo
Figura 3: Forcejeo. Fuente: Google.
  • En el remolque puede ser quizá, el momento de más requerimiento físico ya que puede ser la penúltima intervención del socorrista (la última se considera los primeros auxilios en sí). Tiene similitudes directamente con el waterpolo, se dan muchas situaciones similares en este deporte, de disputa de la posición, lanzamientos, movimientos laterales, etc. Donde solo intervienen las piernas como motor de propulsión/estabilización.
Remolque
Figura 4: Remolque. Fuente: Google.

Conclusiones

Esta profesión como cualquier otra, requiere de unas aptitudes concretas, en este caso estas deben ir manteniéndose por seguridad propia del socorrista, además de la víctima y con el fin de la búsqueda de la máxima profesionalidad, por lo que esta preparación entra dentro de los deberes del trabajador, por voluntad e interés propio.

El socorrista debe saber ante qué ámbito de actuación se encuentra, para poder así realizar una preparación o mantenimiento adecuado a las posibles intervenciones, no es de igual dimensión una actuación en un entorno natural, que en uno artificial por regla general, por lo que el carácter del entrenamiento debe tener en cuenta estas connotaciones.

Por lo tanto, un socorrista es la suma de múltiples modalidades. Por el hecho de estar siempre cercano a un medio acuático, la natación no debe focalizar completamente la preparación física ya que en los diferentes ámbitos de actuación se pueden llegar a dar otras situaciones, en las que haya que desarrollar otras habilidades e incluso en la que no haya directamente desplazamiento por el agua.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Cruz Roja Española. (2011). Socorrismo y primeros auxilios. Madrid: Cruz Roja Española.
  2. Fojón, S., Herranz, J. & Montoro, G. (2014). Accidentes y enfermedades en el medio acuático. Madrid: Panamericana.
  3. Palacios, J. (2008): Socorrismo acuático profesional: Formación para la prevención y la intervención ante accidentes en el medio acuático, A Coruña: Sadega.

Dejar respuesta