¿Qué es el dolor lumbar y cómo afecta a la baja laboral?

0

En las últimas décadas, la tendencia a sufrir baja laboral en la sociedad española se ha incrementado. Esto es debido en gran parte al estilo de vida del siglo XXI, ya que la población está sometida a una serie de cambios continuos propios de los tiempos en los que vivimos, tanto sociales, como laborales y familiares, entre otros. Es por ello que el estrés se ha incorporado en nuestra vida, provocando cambios importantes en el comportamiento social, psicológico y laboral. Según el Informe Anual Cepross y Panotrarss de 2014, uno de los tipos más comunes de bajas en el entorno laboral es el dolor lumbar. Este problema, que pertenece al grupo de enfermedades relacionadas con el aparato locomotor, afecta a más del 80% de la población española, y se estima que afectará a tres de cada cuatro personas a lo largo de su vida (8).

figura 1 tfg
Figura 1: Observatorio De Enfermedades Profesionales (Cepross) Y De Enfermedades Causadas O Agravadas Por El Trabajo (Panotratss)”, 2015). Fuente: (5).

Las enfermedades relacionadas con el aparato locomotor son exageradamente mayores a las ocasionadas por cualquier otro factor. Dentro del total de enfermedades relacionadas con el aparato locomotor, las enfermedades en la columna vertebral y espalda son las más predominantes, por ello se ha considerado relevante centrarnos en este tipo de patología tan común en el ámbito laboral. En cuanto a la diferencia entre sexos parece estar equilibrado, es decir, existen pocas diferencias entre ambos.

Figura 2: Observatorio De Enfermedades Profesionales (Cepross) Y De Enfermedades Causadas O Agravadas Por El Trabajo (Panotratss)”, 2015). Fuente: (2).

En términos de morbilidad, entre las enfermedades musculo-esqueléticas destaca en primer lugar la artrosis y en segundo lugar el dolor de espalda (1).

Sin títuloJJ
Tabla 1: Observatorio De Enfermedades Profesionales (Cepross) Y De Enfermedades Causadas O Agravadas Por El Trabajo (Panotratss), 2015). Fuente: (2).

Prevalencia y epidemiología

La lumbalgia es la principal causa de incapacidad en el mundo y uno de los principales motivos de gasto sanitario. Su prevalencia vital entre la población general supera el 80%, pero la mayoría de los episodios (agudos) tienden a mejorar de manera espontánea y duran menos de 14 días; si superan esta duración (subagudo), aumenta la probabilidad de que se conviertan en crónicos (>90 días). El 20% de los pacientes crónicos generan más del 80% de los costes globales (5).

112
Figura 3: Enfermedades crónicas más frecuentes en España. Fuente: (2).

Estos datos demuestran cómo el dolor lumbar es la causa más frecuente de baja laboral en España, y si tenemos en cuenta que no han cambiado en los últimos años, se abre una posibilidad para aportar nuestro granito de arena en prevenir o mejorar en la medida de lo posible estos síntomas a través de un trabajo multidisciplinar (readaptadores, médicos, fisioterapeutas, psicólogos, nutricionistas, etc.).

Dolor lumbar

1. Conceptualización

El dolor lumbar, conocido también como lumbago o lumbalgia, se define como un síndrome musculoesquelético o conjunto de síntomas, cuya principal característica es la presencia de dolor focalizado en el segmento final de la columna vertebral (zona lumbar), en el área comprendida entre la reja costal inferior y la región sacra (L1 – L5).

11111
Figura 4: Anatomía de la columna lumbar. Fuente: Web.

2. Tipos de dolor lumbar

Puede presentarse en forma de dolor agudo, debido principalmente a lesiones infecciosas, traumáticas, a esfuerzos leves o moderados, etc.; en dolor lumbar subagudo, que se define como el dolor que dura entre 4 y 12 semanas; o en forma de dolor crónico, de naturaleza más compleja, de más larga duración (a partir de 3 meses) o que persiste una vez resuelta la lesión (1).

Una de las principales diferencias entre la lumbalgia crónica y la aguda, radica en que en la primera los factores cognitivos, emocionales, comportamentales y sociales adquieren una especial importancia en el mantenimiento del dolor(1).

3. Cronificación del dolor lumbar

La recuperación, mantenimiento y cronificación de dolor lumbar no sólo van a depender de factores físicos, también dependerá  especialmente de factores psicológicos.

Aunque sólo entre un 5 y un 20 por ciento de las lumbalgias se cronifican, será la lumbalgia crónica, por razones obvias, la que más interés científico despierte, e incluso por razones tan de peso como el gasto que ocasionan al sistema de salud. Sólo este porcentaje es responsable del 85% de los gastos debidos a esta afección. De hecho, se estima que más del 70% de los costes globales de esta dolencia son producidos por el 20% de los pacientes más crónicos (3).

Además de la persistencia de los factores que lo han originado, el dolor continúa y se cronifica por factores tan claves como la evitación de la actividad diaria y el miedo al dolor.

Conclusiones

La evitación del trabajo, el ejercicio físico y la vida social es entendida por los clínicos como un índice de discapacidad. Estas conductas de evitación son consecuencia de un conjunto formado por la historia personal de dolor y las estrategias de afrontamiento. Es el modelo de miedo-evitación que provoca una percepción exagerada del dolor con la consecuente adopción de una respuesta evitativa por parte del paciente.

El dolor lumbar o lumbalgia provoca cada año enormes pérdidas económicas en el sector empresarial, tanto a nivel público como en el privado. Es por ello, que la búsqueda de soluciones que eviten o frenen estos costes es fundamental en una empresa.  Existen clínicas o centros especializados que trabajan para mejorar y prevenir estas patologías asociadas a baja laboral y que trabajan mediante un equipo multidisciplinar para poder afrontar y tratar la patología de la forma más eficiente posible.

En la próxima publicación mostraremos cuáles son sus causas más comunes de baja laboral y las consecuencias que se producen sobre los trabajadores y empresas, además de las pérdidas económicas tan inmensas al cabo del año.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Casado Morales, M., Moix Queraltó, J., & Vidal Fernández, J. (2008). Etiología, cronificación y tratamiento del dolor lumbar. Clínica y Salud19(3), 379-392.
  2. http://www.mapfre.com/fundacion/html/revistas/seguridad/n126/es/articulo3.html
  3. http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1130-52742008000300007
  4. Ibáñez, R., & Manzanárez, A. (2005). Escalas de valoración del dolor. Jano,68, 527- 530.
  5. Kovacs, F. M., & Arana, E. (2016). Patología degenerativa en la columna lumbar. Radiología.
  6. Observatorio de Enfermedades Profesionales (Cepross) y de Enfermedades Causadas o Agravadas por el Trabajo (Panotratss) Informe Anual 2014. Madrid, Marzo 2015. Nipo: 270-15-059-8
  7. O´Sullivan, P.(2006) Specialist Musculoskeletal Physiotherapist. 215 Nicholson RdShenton Park Western Australia 6008
  8. Strine, T. W., & Hootman, J. M. (2007). US national prevalence and correlates of low back and neck pain among adults. Arthritis Care & Research57(4), 656-665.
  9. Vicente-Herrero, M. T., & Torre, M. V. R. Í. D. La. (2012). Las enfermedades de la columna lumbar y su relación con el trabajo en España. Seguridad Y Medio Ambiente.
  10. Woolf, A., & Pfleger, B. (2003). Burden of major musculoskeletal conditions. Bulletin of the World Health Organisation, 81(9), 646–656.

Dejar respuesta