Diferencias entre el Barefoot, Calzado Minimalista y Tradicional

0

Calzado, Barefoot y Minimalismo

        En esta entrada nos acercamos al mundo de la carrera, clarificando algunos conceptos en torno a ella de cara a profundizar más en entradas posteriores, en aspectos relacionados con las lesiones y el rendimiento deportivo, siempre desde lo reflejado en la literatura científica.

        En el transcurso de millones de años, el género Homo se ha adaptado para ser resistente en lugar de veloz, concretamente para recorrer largas distancias como medio de supervivencia (buscar alimento, cazar, huir etc.) (Murphy, Curry, & Matzkin, 2013).

Personas que practican deporte semanalmente según modalidades deportivas más frecuentes
Personas que practican deporte semanalmente según modalidades deportivas más frecuentes. Fuente: Subdirección General de Estadística y Estudios, S. G. T. (2015). Encuesta de hábitos deportivos en España 2015, (1)

         Las últimas décadas han sido testigo del incremento en participación que experimentan actualmente las carreras de resistencia (Hall, Barton, Jones, & Morrissey, 2013; Perkins, Hanney, & Rothschild, 2014). Concretamente en España, la Encuesta de Hábitos Deportivos (Subdirección General de Estadística y Estudios, 2015) constata el gran crecimiento (duplicándose) de la práctica habitual del running en los últimos años.

        En la actualidad, la mayoría de corredores optan por correr calzados pero, a pesar del desarrollo de zapatillas orientadas a la mejora del rendimiento y la disminución de lesiones, en la última década el interés por el barefoot (o correr descalzo) se ha incrementado (Perkins et al., 2014) en parte como resultado de la popularización del libro Born to Run (Cheung & Ngai, 2015; McDougall, 2011; Murphy et al., 2013).

        Para confirmar esta corriente, solo hace falta observar las carreras que incluyen la modalidad barefoot y minimalista. La carrera disputada en Montilla (Córdoba) el pasado 31 de Enero es solo un ejemplo de la tendencia observada en los últimos años (Montilla, 2014; Segorbe, 2015).

        Las empresas de calzado, aprovechando este creciente interés por el barefoot, han desarrollado un tipo de calzado denominado minimalista que simula la carrera descalzo con el pretexto de proteger la zona plantar de sufrir agresiones de diversa índole (heridas, quemaduras etc.) (Cheung & Ngai, 2015; Hall et al., 2013; Murphy et al., 2013; Ryan, Elashi, Newsham-West, & Taunton, 2014).

        La selección del calzado adecuado o el hecho de correr descalzo es defendido como un requisito esencial para los corredores, como un medio para la mejora del rendimiento en carrera y evitar lesiones (Fuller, Bellenger, Thewlis, Tsiros, & Buckley, 2015).

Aclaración Conceptual: Barefoot vs Calzado Minimalista

        Para comenzar a hablar sobre este tema, debemos tener claro en qué consiste el barefoot y a qué tipo de calzado nos referimos cuando hablamos de calzado convencional o minimalista, estableciendo unos criterios que nos permitan diferenciar un tipo de otro.

2
Corredor ‘barefoot’. Fuente: Google

     En primer lugar tenemos el barefoot, el cuál se define como el hecho de no llevar los pies calzados (“Definition of ‘barefoot’ | Collins English Dictionary,” n.d.) y, en este caso concreto, el hecho de correr descalzo.

        En segundo lugar, debemos distinguir entre calzado minimalista y convencional, algo que hasta ahora ha resultado más complejo.

     Hasta hace relativamente poco, no existía un consenso sobre qué es calzado minimalista, y por tanto, no se habían determinado cuáles eran las características que debía reunir una zapatilla para incluirse dentro esta categoría. Para tal objetivo, se elaboró un test que determinaría, en función de la puntuación obtenida, el grado de minimalismo en relación a la definición dada (a mayor puntuación, mayor minimalismo) (Esculier, Dubois, Dionne, Leblond, & Roy, 2015).

        El calzado minimalista (por excelencia) fue definido como: calzado que proporciona una mínima interferencia con el movimiento natural del pie debido a su alta flexibilidad, bajo grosor de la suela en talón y antepié (drop), bajo peso y ausencia de elementos de control y estabilidad (Esculier et al., 2015). De esta forma, cuanta mayor puntuación se obtiene en el test, más se acerca una determinada zapatilla a la definición dada.

       Teniendo en cuenta los conceptos anteriores, en el mercado encontramos cuatro modalidades de calzado (sin tener en cuenta el barefoot). En primer lugar el calzado convencional (el de mayor drop, sujeción y amortiguación), el intermedio (a caballo entre el convencional y el minimalista), el minimalista por excelencia (lo más similar a la anatomía del pié descalzo) y por último las sandalias minimalistas (sin mencionar marcas comerciales), que siguen el estilo del la tribu Tarahumara (McDougall, 2011).

3
Corredores con calzados minimalistas. Fuente: Google
4
Corredor con calzado convencional. Fuente: Google

El gran secreto Tarahumara era el amor por correr, como cuando eres niño y disfrutas más cuanto más rápido corres” Born to Run (McDougall, 2011).

BIBLIOGRAFÍA

  • Cheung, R. T., & Ngai, S. P. (2015). Effects of footwear on running economy in distance runners: A meta-analytical review. Journal of Science and Medicine in Sport / Sports Medicine Australia.
  • Definition of “barefoot” | Collins English Dictionary. (n.d.). Retrieved November 16, 2015.
  • Esculier, J.-F., Dubois, B., Dionne, C. E., Leblond, J., & Roy, J.-S. (2015). A consensus definition and rating scale for minimalist shoes. Journal of Foot and Ankle Research, 8, 42.
  • Fuller, J. T., Bellenger, C. R., Thewlis, D., Tsiros, M. D., & Buckley, J. D. (2015). The Effect of Footwear on Running Performance and Running Economy in Distance Runners. Sports Medicine, 45(3), 411–422.
  • Hall, J. P. L., Barton, C., Jones, P. R., & Morrissey, D. (2013). The biomechanical differences between barefoot and shod distance running: a systematic review and preliminary meta-analysis. Sports Medicine (Auckland, N.Z.), 43(12), 1335–1353.
  • McDougall, C. (2011). Nacidos para correr: La historia de una tribu oculta, un grupo de superatletas y la mayor carrera. Penguin Random House Grupo Editorial España.
  • Murphy, K., Curry, E., & Matzkin, E. (2013). Barefoot Running: Does It Prevent Injuries? Sports Medicine, 43(11), 1131–1138.
  • Perkins, K. P., Hanney, W. J., & Rothschild, C. E. (2014). The risks and benefits of running barefoot or in minimalist shoes: a systematic review. Sports Health, 6(6), 475–480.
  • Ryan, M., Elashi, M., Newsham-West, R., & Taunton, J. (2014). Examining injury risk and pain perception in runners using minimalist footwear. British Journal of Sports Medicine, 48(16), 1257–1262.
  • Subdirección General de Estadística y Estudios, S. G. T. (2015). Encuesta de hábitos deportivos en España 2015, (1).

Dejar respuesta