Características generales del Sistema Cardiovascular

0

FUNCIÓN PRINCIPAL DEL SISTEMA CARDIOVASCULAR

El sistema cardiovascular forma parte integrante del Sistema de Aporte de Oxígeno a los tejidos (SAO), al permitir el “bombeo” y la “distribución” de la sangre, la cuál transporta el oxígeno, principalmente, unido a la hemoglobina eritrocitaria.

Para explicarlo de forma sencilla y fácil, el sistema cardiovascular puede compararse a un sistema hidrodinámico, como pudiera ser un mecanismo de “regadío”.

Para que la sangre alcance todos y cada uno de los órganos, en relación a sus necesidades individuales y globales del organismo, exige dos mecanismos fundamentales:

  1. Sistema de bombeo.

2. Sistema de canalización.

El corazón es un sistema de bombeo cíclico que consta de dos bombas, anatómicamente en paralelo, pero funcionalmente en serie, lo que significa que ambas bombas deben expulsar la misma cantidad de sangre, por lo menos durante un tiempo suficientemente prolongado.

Como tal “sistema de bombeo”, el corazón debe generar presión a la sangre, dado que el volumen que expulsa es proporcional a la misma. Por consiguiente, la presión constituye el parámetro que debe permanecer constante en condiciones de reposo y ajustarse a las necesidades de oxígeno, ya que condiciona, en parte, la cantidad de sangre enviada a la circulación por el corazón en la unidad de tiempo, es decir, el volumen minuto cardíaco o gasto cardíaco (Q).

Fuente google

La circulación representa el sistema de canalización del fluido, el segundo elemento de cualquier sistema hidrodinámico.

Lógicamente, la circulación de la sangre, como la de cualquier otro fluido, presenta una resistencia motivada, por un lado, por las propias características de esta y por otra parte, por las características geométricas de los vasos.

Igualmente es evidente, acudiendo simplemente a la propia experiencia individual, que cuanto mayor es la resistencia, menor es el flujo. En razón a ello, y a priori, parece coherente que aparentemente la resistencia que ofrece la circulación al paso de la sangre no deba ser muy grande.

Por tanto, si unimos los dos componentes del sistema, tenemos los tres parámetros que determinan la circulación de los fluidos en la hidrodinámica y que se relacionan por una ecuación muy simple:

Donde ∆P es la diferencia de presión entre el comienzo y final del sistema, R es la resistencia que ofrece el sistema a que circule el fluido y Q es el flujo o caudal, es decir, la cantidad de fluido que circula por el sistema en la unidad de tiempo.

Conocido esto, en la próxima entrada hablaré de las leyes que rigen la circulación de la sangre por el sistema, es decir, lo que se conoce como hemodinámica y la respuesta global del sistema cardiovascular al ejercicio, en base a las leyes que rigen la circulación de la sangre.

BIBLIOGRAFÍA

1.BURTON, A. C. (1961) In Handbook of Physiology, Vol. Sec 2, 1: 86-106. Interrelación entre los principios que rigen la actividad de la bomba y circulación.

2. GREEN, H. D. Circulatory sistem: Physical principles. In Glasser, O., editor: Medical physics, Chicago, 1950, Year book medical Publishers, Inc., vol 2. Comprensiva aplicación de los principios de la física a la circulación de la sangre.

3. MCDONALD, D. A. Hemodinamics, Ann. Rev. Physiol. 30:535, 1968. Análisis de los factores que inciden en la circulación de la sangre.

4. http://bookmedico.blogspot.com

Dejar respuesta