Cadenas Miofasciales. Línea Lateral del cuerpo humano. Parte 1

0

La línea lateral mantiene estable cada lado del cuerpo, además de conectar las caras lateral y medial del pie con la cara lateral del cuerpo.

Como en otros post, y para ser breve y llevadero, he decidido dividir en 2 partes esta línea lateral. De este modo, intento permitirme hacer las paradas necesarias y explicar de manera más profunda las dudas que puedan generar ciertas zonas o paradas de esta línea.

Esta línea miofascial suele ser básica para intervenir en los desequilibrios entre los lados derecho e izquierdo, que deben evaluarse y abordarse en las fases iniciales de valoración funcional para determinar sus posibles desequilibrios.

Los patrones habituales de compensación postural asociados a la LL 

Estos incluyen la pronación o supinación del tobillo, la limitación de la dorsiflexión en el tobillo, la rodilla valga o vara, la restricción de la aducción o la contracción crónica en abducción, la flexión lateral lumbar o la compresión lumbar (contracción bilateral de la LL), el desplazamiento de la caja torácica sobre la pelvis, el acortamiento de la distancia entre el esternón y el sacro y la restricción del hombro por una implicación excesiva en la estabilidad de la cabeza.

Función postural

  • En la postura, la LL equilibra la región anterior  y posterior, y bilateralmente equilibra los lados derecho e izquierdo.
  • La LL también media en las fuerzas que actúan sobre las demás líneas superficiales la línea frontal superficial, la línea posterior superficial, las líneas de los brazos y la línea espiral.
  • La LL fija el tronco y los miembros inferiores de forma coordinada para evitar que nuestra estructura ceda durante las actividades con los brazos.

Función de movimiento

  • La LL participa en la inclinación lateral del cuerpo, flexión lateral del tronco, abducción de la cadera y eversión del pie, pero también funciona como un freno ajustable para los movimientos laterales y de rotación del tronco.

Arco lateral

  • FIGURA 1. Comienzo de los peroneos en su recorrido hacia la cabeza.

    Aunque la banda lateral de la fascia plantar se incluía en la línea posterior superficial y técnicamente no forma parte de la LL en sí misma, merece mencionarse como un factor que influye en el equilibrio lateral.

  • Si el compartimento peroneal es tan corto como para mantener el pie en eversión, o el pie se encuentra siempre en pronación, la banda lateral de la fascia plantar, que discurre en línea recta desde el borde inferior externo del calcáneo hasta la base del quinto metatarsiano, se dedicará a trabajar en el apoyo del lateral del pie, expandiendo el tejido entre las dos inserciones.

Continuidad miofascial de toda la Línea Lateral

FIGURA 2. Vías Anatómicas. Conexión miofascial de toda la línea lateral desde el pie hasta la cabeza.
  • Aquí podemos observar una disección de la línea lateral, tomada de un cadáver embalsamado, que incluye los peroneos, los tejidos de la región lateral de la rodilla, el tracto iliotibial y los abductores, que se continúan fascialmente con los oblicuos de la región lateral del abdomen.
  • Esta incluye también las costillas, desde las articulaciones condroesternales en la región anterior hasta el ángulo de las costillas situado en la región posterior, junto con las correspondientes hojas intercostales.
  • Se presentan también los escalenos, insertados en las dos costillas superiores, pero no el cuadrado lumbar.
  • Los dos músculos más superiores, el esternocleidomastoideo y los esplenios, no están unidos porque ambos se insertan a un nivel inferior en la línea media o cerca de ella, y la muestra presenta únicamente unos 30º a cada lado de la 1′ linea longitudinal media.

Paradas óseas y vías miofasciales de la LL

FIGURA 3. Vías Anatómicas. Paradas óseas y vías miofasciales a lo largo de la línea lateral.

Peroneos

FIGURA 4. Vías Anatómicas. Origen de los peroneos corto y largo en el pie.
  • Comenzamos con la articulación entre el primer metatarsiano y el cuneiforme medial, aproximadamente en el punto medio de la cara medial del pie, con la inserción del tendón del peroneo largo.
  • La LL incorpora otra conexión, el peroneo corto, aproximadamente en el punto medio de la cara lateral del pie.
    Desde su inserción en la base del quinto metatarsiano, el tendón del peroneo corto discurre hacia atrás y en sentido ascendente hasta la cara posterior del maléolo del peroné, donde los dos músculos peroneos constituyen los únicos componentes musculares del compartimento lateral de la pierna.
  • De esta forma, ambas caras del metatarso se fijan firmemente al peroné y suponen así un apoyo para la parte lateral del arco longitudinal del pie.
  • El peroneo largo y el peroneo corto se mezclan entre el compartimiento lateral de la pierna, limitado a cada lado por sendos tabiques. El tabique intermuscular anterior puede localizarse en una línea que discurre aproximadamente entre el maléolo lateral y la región anterior de la cabeza del peroné. El tabique posterior, entre los peroneos y el sóleo, puede seguirse desde justo delante del tendón de Aquiles hasta justo detrás de la cabeza del peroné.
    Estos tabiques, junto con la fascia profunda de la pierna que los cubre, son buenos emplazamientos para  abrir y liberar todo tipo de síndromes compartimentales.
  • A menudo, los peroneos pueden generar una eversión excesiva cuando son demasiado cortos.
  • Además del trabajo directo para abrir estos tabiques, los revestimientos miofasciales de los peroneos pueden elongarse y ablandarse mediante una fricción transversa profunda: extendiendo el tejido de este compartimento hacia delante y hacia atrás de la línea lateral con las puntas de los dedos o los nudillos, al tiempo que ela persona tratada realiza el rango de movimiento entre la dorsiflexión y la flexión plantar.

Muslo

  • FIGURA 5. Vías Anatómicas. Zona de conexión entre peroneo y muslo.

    Aunque el peroneo corto tiene su origen en la mitad inferior del peroné, el peroneo largo y la vía de la LL continúan ascendiendo hasta la cabeza del peroné. La conexión evidente y directa desde este punto consistiría en continuar sobre el bíceps femoral, pero esta vía la explicaremos en la Línea espiral

  • Al igual que el tendón de Aquiles, el TIT se ensancha y adelgaza a medida que asciende. Para cuando alcanza la cadera, es lo suficientemente ancho como para abarcar el trocánter mayor del fémur a modo de cuenco fascial o cabestrillo.
  • La tensión de la lámina del TIT, mantenida y acentuada por los abductores de la cadera desde arriba y por el vasto lateral desde abajo, ayuda a mantener la cabeza del fémur dentro de la cavidad articular cuando se carga el peso sobre una pierna. Esta disposición también actúa como una sencilla estructura tensegrítica que asume parte de la compresión directa ejercida por el peso del cuerpo, descargándola del cuello femoral.

La LL continúa ensanchándose por encima del trocánter para incorporar tres componentes musculares:

  1. El tensor de la fascia lata a lo largo del borde anterior.
  2. Las fibras superiores del glúteo mayor en el borde posterior.
  3. El glúteo medio, que se inserta en la cara profunda de la hoja fascial del TIT.
  • Todas estas miofascias se insertan en el labio externo de la cresta ilíaca, extendiéndose desde la espina ilíaca antero superior (EIAS) hasta la espina ilíaca posterosuperior (EIPS).
  • Todo este complejo se emplea en el miembro inferior que cargamos cuando damos un paso para evitar que el tronco se incline hacia el miembro inferior no cargado.
  • Resumiendo, los abductores de la cadera se emplean con menos frecuencia para generar la abducción, pero se emplean a cada paso para evitar la aducción, lo que supone la estabilización de la tensión en toda la LL inferior.

Otras líneas miofasciales

Línea posterior superficial:

Línea frontal superficial:

BIBLIOGRAFÍA

  1. Myers, T. W. (2014). Vías anatómicas. Meridianos miofasciales para terapeutas manuales y del movimiento. Elsevier España.

Dejar respuesta